En el Aire

24.4.09

No se porqué, pero me acuerdo mucho de ti


No se qué me sucede últimamente, recuerdo pasajes de mi infancia que tenía en el olvido. Supongo que es cuestión de hacerse mayor. Parecía que un año más no iba a ningún sitio, que nada cambia de un día para otro, que te acuestas con una edad y te levantas al día siguiente como si tal cosa. No, esta vez, han pesado. Tal vez porque me he detenido a ponerme frente al espejo, tal vez porque sin quererlo alguien o algo se esta ocupando de recordarme que esto de la vida está en marcha y que no va a detenerse por nada, ni por nadie

Es un día de primavera y bajo corriendo desde mi casa por el camino hasta el huerto de mi abuelo. Hoy es el día, las fresas han empezado a dar su fruto, han sido muchos días después de regar, plantar y mimar, y ¡por fin! recogeré fresas
El portón verde está cerrado, y me temo, que desde dentro, mi abuelo no escuchará mis gritos, porque está un poquito mal del oído ¿sabe usted?. Pero bueno yo insito y golpeo con insistencia la puerta. Al final la perrilla alerta de mi presencia a mi "lalo" que sale a abrirme. Me da un abrazo y un gran beso y me pregunta que qué tal el cole. Pero no hay tiempo que perder, las fresas me esperan y con un ¡bien lalo!, echo a correr deseando llegar hasta ellas
Su olor, invade mis sentidos. Recojo las más rojas y me las guardo en un pañuelo de tela que siempre mi lalo gaurdaba en el bolsillo. Esta tarde ya tendré merienda, las fresas que planté con lalo

Es curioso, han tenido que pasar tantos como 8, 9 o 10 años para que un olor me venga a recordar que mi abuelo me enseñó a sembrar para recoger, a tener paciencia y esperar el fruto de lo que con mimo y esmero se ha plantado

A lo largo de la vida, se aprenden muchas cosas, hay gente que te da muchas lecciones; pero qué mejor lección que la de quién te enseña, eso mismo, lo que es la vida

التسميات: , ,


Publicado por Victoria Cáceres : 10:59 م : 0 Comentarios:

Post / Read Comments

-------------------------------------